09-Jun-2016

N° 004: La guía genética para vacas saludables

Hay un gran “zumbido” dentro de la industria en torno a programas y tecnologías que prometen crear vacas más saludables para su hato, pero no se olvide de la herramienta que tiene ahora disponible.


Img

Ahora es el momento perfecto para revisar el impacto que la selección para Vida Productiva (PL) dentro de tu plan genético puede tener en la salud en general y longevidad de tus vacas.

El número de Vida Productiva (PL) que aparece para cualquier toro en su hoja de prueba se define como el número de meses más (o menos) que sus hijas serán productivas en su rebaño comparadas con sus compañeras de manada. Si un toro es 7.0 para PL, sus hijas dentro de un hato en particular están predichas que vivirán 7 meses más que el promedio de vacas de ese hato. Si un toro es -2.0 para PL, sus hijas dentro de un rebaño en particular están predichas a vivir 2 meses menos que la vaca promedio en ese hato.

PL a menudo está asociado con vacas viejas. Sin embargo, si piensas en cuáles vacas viven más en tu establo, serán aquellas que no tienen problemas al parir, menos incidencias de mastitis, sin problemas respiratorios, menos problemas en pezuñas, etc.

Vacas de cuatro eventos

En realidad, la selección genética para PL no sólo significa más vacas viejas; predice cuáles vacas son más fuertes, saludables y fáciles de manejar. Nosotros las llamamos vacas de cuatro eventos.

Si miras un registro de una vaca en tu software o programa de manejo, una vaca de cuatro eventos tiene únicamente cuatro eventos enlistados durante toda su lactancia: 1-Fresco, 2-Inseminada, 3-Preñada y 4-Seca.

Si esos cuatro eventos son los únicos eventos importantes que una vaca experimenta durante su lactancia, las posibilidades de que sea una vaca libre de problemas, que haga dinero y permanezca por muchas lactaciones es muy buena.

Cada vez que un evento se lleva a cabo, tales como fiebre de leche, desplazamiento de abomaso, retención placentaria, mastitis, neumonía o cualquier otra interrupción en la progresión normal de la lactancia de una vaca, la leche se pierde. Además de la producción de leche perdida, los costos veterinarios y de tratamientos se suman a los dólares perdidos. 

La prueba está en los números

La selección para Vida Productiva le impulsa hacia la meta de un hato lleno de vacas de cuatro eventos. Desde que la medida actual para PL no está calculada sino hasta que una vaca deja el rebaño, podemos utilizar otras maneras para ver si los toros con alto PL realmente crean vacas más saludables y menos problemáticas.

La tabla 1 rompe los eventos dentro de un hato real Holstein de 2,400 vacas en animales de primera lactancia con ID´s de padres conocidos.  Basados únicamente en los promedios de padres de los animales para vida productiva, esto muestra la extrema diferencia en eventos de salud entre las vacas con un pedigrí alto en PL versus aquellos con pedigrí bajo en PL.

 

 

Esos son números reales, registrados en el software de esa lecheria. Tenga en cuenta que el manejo es consistente en todo el rebaño y no hay trato especial para ninguna vaca en particular. Como la tabla claramente ilustra, un número mucho menor de las vacas con alto PL tuvieron problemas después del parto y durante su lactación. Menos vacas del grupo de alto PL fueron registradas como “No se Insemina” (DNB) y por tanto, pocas de las vacas con alto PL murieron o fueron vendidas. Esto significa que más vacas dentro de ese grupo de alto PL tuvieron el aclamado título de vacas de cuatro eventos libres de problemas.

En su lechería, ¿Cuánto disminuye un desplazamiento de abomaso la rentabilidad de una vaca durante su lactancia? ¿Cuánto  de su cheque de leche se sacrifica con cada caso de mastitis? ¿Cuántos dólares se pierden en cada vaca coja o con caso de neumonía? Si usted pone un valor en dólares a los costos por pérdida de producción y de tratamientos asociado con cada evento de salud adicional experimentado por el grupo de vacas con bajo PL se suma significativamente. 

¿Quiere vacas sanas? Deje que PL lo lleve ahí

Mientras que el ambiente, confort de la vaca y prácticas de manejo general juegan un papel integral en la salud de cualquier hato en particular, la selección genética también puede ayudarle en su búsqueda de un rebaño con vacas sanas, libres de problemas. Para hacer eso, mantenga estos puntos en mente.

  1. La selección genética para PL le ayudará a crear vacas con vida más larga.
  2. A pesar de los nuevos programas genéticos que prometen inmunidad añadida o mayor salud durante el periodo de transición de la vaca, el PL permanece como estándar para criar vacas más fuertes y duraderas con menos problemas durante sus lactancias.
  3. Incluya la selección para PL como parte de su plan genético personalizado con el fin de construir su hato con vacas más rentables de cuatro eventos y libres de problemas.